Tecnicas del abordaje Fascial

En este caso el objetivo de las técnicas es SENTIR las tensiones del sistema fascial, algo que ha simplemente es sencillo pero que en la práctica puede ser considerado una prueba hercúlea. No es fácil sentir sobre todo cuando nos domina nuestra mente racional, lo cual es frecuente debido al aprendizaje que hemos desarrollado en nuestra etapa académica. Liberarnos del lastre del conocimiento y dar paso a la comprensión del sentir de nuestras manos no es tarea sencilla. Sin embargo de la misma forma que yo he podido llegar a ello, usted podrá hacerlo, solo se requieren “horas de vuelo”.

          La fascia presenta una “memoria tisular” que le permite mantener cierta tensión y restricción en el tiempo independientemente de cuando se produjo la agresión al tejido. Debido a que este tejido se reparte por todo el cuerpo y dada su capacidad de transmitir estímulos mecánicos a través del fenómeno de mecanotransducción, este tejido puede convertirse en fuente de lesión.

          A través de sentir las tensiones del sistema fascial podemos determinar lo que denominaremos patrones de atrapamiento. Éstos están formados por un fulcro patológico que genera un movimiento inercial aberrante, dando lugar a tensiones en el sistema que dan lugar a alteraciones corporales.

          En palabras del Dr. Jeaolus: “Usamos nuestras manos diagnóstica, perceptual y terapéuticamente; es así de simple y profundo. No escuchamos síntomas, sino una prioridad preestablecida puesta en marcha por la propia inteligencia corporal”. Nuestro objetivo por tanto es determinar el punto de tensión membranas equilibrada que no es mas que aquella posición en la cual se reducen al mínimo las tensiones presentes en el patrón, siendo la posición más neutra posible bajo la influencia de todos los factores responsables. Se percibe como un estado de equilibrio dinámico también llamado “Still point”, no confundirlo con “trigger point”!

Un Still Point es un punto de tensión equilibrada fascial mientras que un Trigger Point es un foco de irritabilidad de la placa motora muscular dentro de una banda tensa a nivel de la musculatura estriada

          Para alcanzar un “Still point” debemos sentir el tirón fascial dentro del movimiento inercial y seguirlo con nuestra intención a través de un contacto sutil sobre el cuerpo de nuestros peludos amigos. Así de simple, así de difícil!

          Para las manos experimentadas paso a comentar un reto mayor. Mediante una “escucha” adecuada no solo podemos sentir las tensiones fasciales sino que también es posible percibir el movimiento respiratorio primario, el cual es el motor de lo que se conoce como ritmo craneosacro (RCS). Este ritmo se puede definir como una pulsación del líquido cefalorraquideo presente en los ventrículos cerebrales “de dentro a afuera y de arriba a bajo” originado según Upledger por las células de los plexos coroideos. Alf Breig ha observado que el tejido del sistema nervioso central (SNC) actúa como un líquido de baja viscosidad y presenta propiedades plásticas de deformación y elásticas de recuperación.

La fuerza rítmica del impulso del RCS ondula desde los ventrículos a través del parénquima cerebral a los haces nerviosos transportando el movimiento hacia la médula y a lo largo de todo el cuerpo a través de su conexión neuromiofascial. Una conexión importante en este sistema craneosacro es la continuidad semi-libre del tubo dural desde el forman Magnum del occipital hasta la sujeción del Hilo terminal externo en el primer segmento coccígeo, esto representa una unión dinámica entre el extremo superior (occipital) y el extremo inferior (sacro). Pero no debemos perder de vista que la relación dinámica de este fluir líquido no solo se circunscribe a la relación craneosacra sino que esta presente en cualquier parte del organismo como un movimiento fisiológico más a incluir en el respiratorio, vascular… puesto que el epineuro de cada nervio es linealmente contiguo a la cápsula de su grupo muscular, formando literalmente una red.

Rollin Becker D.O. afirma que el RCS nos proporciona pruebas fisiológicas de la existencia de salud en toda la fisiologia corporal, y también pruebas de falta de salud en cualquier área de disfunción. Puede usarse como herramienta de diagnóstico y tratamiento, y es una manifestación de la vida dentro del paciente que el terapeuta puede usar para devolver la salud a dicho paciente. En las características que podemos valorar del RCS se incluyen la amplitud, velocidad, continuidad, vitalidad y frecuencia. Aunque para simplificar las cosas recomiendo al lector que se centre en percibir lo que denominaremos asimetrías y colapso. Y es esta última la que revisa mayor importancia de todas, el colapso es un cese abrupto y repentino del ritmo craneo sacro el cual en condiciones fisiológicas se percibe entre 6-12 ciclos por minuto en un movimiento de “hinchado-desinchado” del cuerpo.

Es posible sentir el “tirón fascial” y el “colapso o asimetría del RCS” al mismo tiempo, es por eso que sólo las manos expertas a través de años de experiencia pueden dominar ambas disciplinas.

TECNICA FASCIAL LOGITUDINAL

Terapeuta a la altura de la columna

CONTACTOS:

  • Ambas manos se colocan de forma entrecruzada con los dedos mirando hacia lados opuestos.
  • El contacto inicial es muy sutil apenas existe fuerza.

DESARROLLO DE LA TECNICA:

            Realizamos una compresión y separación de mis manos hasta notar una leve tensión, eso nos ubicará en el tejido fascial.
A partir de ese momento debemos sentir con nuestras manos el patrón inercial y seguir la dirección de preferencia hasta alcanzar el Still point. Una vez alcanzado debemos ser pacientes hasta que se reinicie el movimiento fascial el cual se percibirá más libre.

TECNICA FASCIAL DIAFRAGMATICA

Terapeuta a la altura del diafragma

CONTACTOS:

  • Una mano se coloca encima de la región torácica
  • La otra mano en la zona ventral
  • El contacto inicial es muy sutil apenas existe fuerza

DESARROLLO DE LA TECNICA:

            Realizamos una compresión como si quisiéramos juntar nuestras manos hasta notar una leve resistencia, eso nos ubicará en el tejido fascial.
A partir de ese momento debemos sentir con nuestras manos el patrón inercial y seguir la dirección de preferencia hasta alcanzar el Still point.
Una vez alcanzado debemos ser pacientes hasta que se reinicie el movimiento fascial el cual se percibirá más libre.

TECNIA FASCIAL DEL OPERTACULO TORACICO

Terapeuta a la altura del esternón

CONTACTOS:

  • Una mano se coloca encima del esternón.
  • La otra mano en la charnela cervicotorácica.
  • El contacto inicial es muy sutil apenas existe fuerza

DESARROLLO DE LA TECNICA:

            Realizamos una compresión como si quisiéramos juntar nuestras manos hasta notar una leve resistencia, eso nos ubicará en el tejido fascial.
A partir de ese momento debemos sentir con nuestras manos el patrón inercial y seguir la dirección de preferencia hasta alcanzar el Still point.
Una vez alcanzado debemos ser pacientes hasta que se reinicie el movimiento fascial el cual se percibirá más libre.

TECNICA FASCIAL HIODES

Terapeuta a la altura de la región cervical

CONTACTOS:

  • Una mano se coloca encima de la región cervical
  • La otra mano sobre el hioides
  • El contacto inicial es muy sutil apenas existe fuerza

DESARROLLO DE LA TECNICA:

            Realizamos una compresión como si quisiéramos juntar nuestras manos hasta notar una leve resistencia, eso nos ubicará en el tejido fascial.
A partir de ese momento debemos sentir con nuestras manos el patrón inercial y seguir la dirección de preferencia hasta alcanzar el Still point.
Una vez alcanzado debemos ser pacientes hasta que se reinicie el movimiento fascial el cual se percibirá más libre.

error: