1.3 Aparato Digestivo

1.3.1. INTRODUCCIÓN

Los animales, a través de los alimentos, obtienen las materias primas y energía que necesitan para crecer, mantenerse y reproducirse. El alimento también sirve como fuente de energía para los procesos permanentes, tales como el movimiento y el metabolismo. La obtención del alimento ocupa la mayor parte del comportamiento rutinario en los animales, recurriendo por ejemplo a métodos como absorción, filtración, acecho, ataque por sorpresa, captura y muerte. Los aparatos digestivos desempeñan un papel esencial en la provisión de nutrientes mediante la digestión y absorción, a la vez que eliminan los materiales no digeribles.

Los invertebrados muestran cuatro progresos evolutivos en el proceso de la digestión:

  • Desarrollo de la digestión extracelular, que permitió que los organismos de mayor tamaño no dependieran ya de partículas nutritivas microscópicas.
  • La evolución de un conducto digestivo de una sola dirección que permite la separación de alimento digerido del no digerido.
  • El alargamiento del tubo digestivo, con lo cual aumenta su capacidad de absorción.
  • La mayor especialización de las diversas zonas del tubo digestivo.

Estas dos últimas tendencias evolutivas persisten en los vertebrados.

1.3.2. TIPOS DE APARATO DIGESTIVO

Se clasifican de acuerdo con el número de orificios. Un solo orificio (boca) se considera incompleto, dos orificios en el tubo digestivo (boca y ano) se considera completo.

El sistema digestivo incompleto, denominado también celenterónico, es típico de celentéreos (hidras, medusas) y algunos platelmintos (planarias). Mientras que el completo lo tienen los nemátodos, moluscos, anélidos, hasta el ser humano.

1.3.2.1. Aparato digestivo de animales invertebrados

1. Celentéreos

En las hidras, se presentan largos tentáculos que posen cnidocitos (con nematocisto) con los cuales liberan neurotoxinas paralizantes para capturar la presa. Luego ingieren por la boca hasta la cavidad gastrovascular (o celenterón), donde se lleva a cabo la digestión, a cargo del tejido gastrodérmico y, después, la absorción de los nutrientes. Los desechos no absorbidos se eliminan por la misma boca. Por tanto, esta también funciona como ano.

2. Platelmintos

En las planarias, el sistema digestivo consta de una faringe evaginable (probóscide), boca ventral y tres ramas intestinales donde ocurre la digestión y absorción.

Las tenias carecen de sistema digestivo, se nutren por difusión, tomando nutrientes de su hospedador.

3. Nemátodos

Muchos nemátodos de vida libre son carnívoros y se alimentan de pequeños metazoos, incluyendo otros nemátodos. Otras especies son fitófagos. Bastantes formas marinas y dulceacuícolas se alimentan de diatomeas, algas, hongos y bacterias. Otros nemátodos terrestres perforan células de las raíces vegetales para succionar su contenido. Además, hay parásitos intestinales en humanos, como los xiuros y la lombriz intestinal.

El tubo digestivo consta de boca, faringe succionadora, esófago y un largo intestino que termina en el ano, careciendo de estómago.

4. Moluscos

Los gasterópodos presentan todo tipo de hábitos alimenticios (herbívoro, carroñero, parásito), y es común que tengan en la boca la rádula (lengua con dientes quitinosos) como órgano raspador, excepto en los bivalbos, luego una faringe musculosa, esófago con buche, estómago e intestino que termina en ano. Además, poseen glándulas salivales y hepatopáncreas.

5. Artrópodos

En los insectos, encontramos una boca provista de distintos aparatos bucales (estiletes, probóscides, maxilas aserradas, sifones, etc.). La faringe sirve como bomba chupadora, el esófago forma buche de almacén, el proventrículo de trituración (en alimentación de sólidos), el estómago secreta enzimas digestivas y con ciegos gástricos amplia la zona digestiva y absorción.

El intestino absorptivo posee al final una ampolla rectal para la absorción de agua. En los arácnidos, las enzimas digestivas son vertidas sobre sus presas muertas, de modo que las sustancias predigeridas son succionadas por músculos de la faringe, esófago o del estómago succionador. Los arácnidos tienen órganos a manera de dientes, denominado quelíceros. Los cuales poseen glándulas venenosas. Dicho veneno puede ser neurotóxico (en viuda negra) o hemolítico (loxoceles).

6. Anélidos

La lombriz de tierra es carroñera o detritora, es decir se alimenta de materia orgánica muerta (detritus).

Presenta boca, faringe muscular de succión, esófago con glándulas calcíferas que secretan calcita para regular el pH; luego sigue el buche, la molleja, largo intestino en el que en su primera mitad se realiza la digestión, y en la otra mitad la absorción, para lo cual se forma pliegues llamados tiflosol. Alrededor de la pared del intestino, hay una capa de células llamadas cloragógenas, que cumplen el papel del hígado de vertebrados.

7. Equinodermos

El erizo de mar se alimenta principalmente de algas, mientras la estrella de mar es sobre todo carnívora y carroñera.

El sistema digestivo del erizo de mar se prolonga del lado oral al aboral (ventrodorsal). En la boca, presenta un órgano raspador llama la linterna de Aristóteles formado por cinco dientes quitinosos con mandíbula, al que sigue faringe, esófago y estómago tubular que desemboca en intestino para terminar en ano.

En las estrellas de mar, es característico el estómago evaginable, con el que depreda sus presas.

1.3.2.2. Aparato digestivo de animales vertebrados

1. Peces

Chondrichthyes:

Son principalmente carnívoros y su tubo digestivo se inicia con una boca ventral, dientes agudos, una lengua plana fija al suelo de la boca; le sigue una ancha faringe con abertura laterales que conectan con las mandíbulas branquiales, esófago corto, estómago en J, el cual termina en la válvula pilórica, intestino con válvulas en espiral que reducen la velocidad de paso en los alimentos y favorecen la absorción.

El gran hígado y páncreas desembocan en el intestino. Al final del intestino, hay una glándula rectal para la eliminación del exceso de sales. El tubo digestivo termina en la cloaca.

Osteíctios:

Su alimentación es diversa, por lo que existen carnívoros, herbívoros y filtradores. Su tubo digestivo se inicia con una boca terminal, no hay glándula salival, la lengua es pequeña en el suelo de la boca.

La faringe se comunica hacia las branquias, donde se retienen las partículas suspendidas. Estas partículas continúan por el esófago, que es corto.

El estómago curvo termina en la válvula pilórica, donde desembocan los ciegos pilóricos que secretan enzimas. El hígado y el páncreas desembocan en el intestino, que termina en el ano.

2. Anfibios

Las ranas y los sapos son carnívoros depredadores. Su alimento lo constituyen insectos, lombrices y arañas.

Poseen una boca ancha provista de una lengua protráctil emergente fijada en su región anterior. La región posterior produce secreción y emerge para atrapar a las presas. Poseen dientes para evitar el escape del alimento.

El tubo digestivo, que carece de diferenciación notoria al poseer un estómago tubular seguido de los intestinos delgado y grueso, desemboca en la cloaca, lugar al que llegan los restos de la alimentación. Estos, a su vez, se eliminan a través del ano.

Poseen hígado y páncreas como glándulas accesorias. Los estados larvarios son normalmente herbívoros. Se alimentan de algas y otras materias vegetales, por lo cual tienen un tracto digestivo largo.

3. Reptiles

Las tortugas carecen de dientes y presentan un pico denominado ranfoteca.

Los caimanes y los cocodrilos presentan dentición homodonta y estómago globular. El estómago globular es una cámara muscular que interviene en la trituración de alimento y en la digestión química. El intestino desemboca en la cloaca que se abre al exterior por medio de la abertura cloacal, también llamada ano. Presentan hígado y páncreas como glándulas anexas.

Las serpientes heterodontas presentan colmillos, algunos asociados a una glándula venenosa. Poseen boca con una mandíbula adaptada para la deglución de grandes presas. El alimento es triturado en la cavidad estomacal y en las porciones terminales del esófago.

4. Aves

La alimentación de las aves es diversa y va desde granívoros hasta rapaces carnívoros y carroñeros. El tubo digestivo se inicia con la dilatación ranfoteca (pico córneo). Las granívoras presentan el buche, que es una dilatación esofágica que almacena temporalmente alimento. El proventrículo (estómago anterior o glandular) secreta enzimas que realizan la digestión química de los alimentos. El ventrículo (estómago posterior o molleja) realiza la trituración del alimento. La cloaca actúa como una cámara común para los gametos, la orina y las heces. En esta, se mezclan la orina y las heces formando el guano. Presentan hígado y páncreas como glándulas anexas.

5. Mamíferos

Presentan tubo digestivo completa. La boca está provista de piezas dentales que varían de acuerdo con la nutrición. Así, hay un mayor número de molares en los herbívoros, mientras que los caninos se encuentran desarrollados en los carnívoros.

El tubo está provisto de glándulas anexas para una digestión extracelular, como las glándulas salivales, hígado y páncreas. La digestión se realiza en el estómago e intestino. La longitud intestinal es variable de acuerdo al alimento, por ejemplo, los herbívoros presentan intestino largo y los carnívoros, un intestino corto.

Los rumiantes (ciervo, oveja, jirafa, vaca) se caracterizan por presentar estómago tetralocular (dividido en cuatro cámaras): panza (rumen), bonete (redecilla), libro (omaso), cuajar (abomaso).

En la panza y el bonete, se almacena temporalmente el alimento, regresando a la boca. De la boca, retorna al estómago pasando, a través del libro, al cuajar. El cuajar es el verdadero estómago de los rumiantes, porque se segrega el jugo gástrico. La panza posee bacterias que degradan celulosa, y el libro absorbe agua. Este falta en los camellos y en las vicuñas. La absorción de nutrientes se realiza en el intestino, que finaliza en el ano.

Los conejos y caballos son herbívoros no rumiantes, carecen de un estómago dividido en cámaras y la fermentación de celulosa se realiza en un ciego cólico al inicio del intestino grueso.

Perro
error: